martes, abril 09, 2013

El experimento ruso del sueño

Investigadores Rusos a finales de los 40´s mantuvieron a 5 personas despiertas por 15 días utilizando un estimulante basado en gas. Los tuvieron encerrados en un ambiente sellado para monitorear cuidadosamente el uso de oxígeno, de manera que el gas no los matase, debido a las altas concentraciones de gas. Esto fue antes de que existiera el circuito cerrado, por lo que tuvieron que usar micrófonos y ventanas con grosor de 5 pulgadas para observar a los sujetos.. El cuarto estaba lleno de libros, cobijas para dormir -pero ninguna cama-, agua corriente, baño y la suficiente cantidad de comida para que los 5 sobrevivieran por un mes.
Los sujetos de prueba eran prisioneros políticos y de guerra declarados enemigos del estado durante la Segunda Guerra Mundial.

Todo estuvo bien por los primeros 5 días; los sujetos rara vez se quejaban después de que (falsamente) se les había prometido su libertad si aceptaban tomar parte de la prueba y no dormir por 30 días. Sus conversaciones y actividades fueron monitoreadas y los científicos notaron que conforme pasaba el tiempo, ellos hablaban sobre incidentes traumáticos de su pasado.

Después de 5 días se empezaron a quejar de las circunstancias y eventos que los llevaron a donde estaban y empezaron a demostrar paranoia severa. Dejaron de hablar entre ellos, y comenzaron a murmurar de manera alterna en los micrófonos. De manera extraña, todos parecían creer que podían ganar la confianza de sus captores si traicionaban a sus camaradas. En un principio se creyó que esto era un efecto del gas.


Después de 9 días, el primero de ellos empezó a gritar. Corría por todo el cuarto gritando repetidamente por 3 horas seguidas. Después, trato de continuar gritando, pero solo podía dar un grito ocasional. Los científicos postularon que físicamente se había destrozado las cuerdas vocales. La parte mas sorprendente de este comportamiento fue como sus compañeros reaccionaron a esto. O mejor dicho, como no reaccionaron… Continuaban murmurando en los micrófonos hasta que el segundo de los prisioneros comenzó a gritar. Dos de los prisioneros que no gritaban, tomaron los libros y llenaron pagina tras pagina de sus propias heces, y de manera calmada, los pusieron sobre las ventanas del cuarto. Los gritos cesaron de repente.
Al igual que los murmullos de los micrófonos.

Pasaron otros 3 días. Los investigadores checaban los micrófonos constantemente para asegurarse de que trabajaban, porque creían que era imposible no escuchar sonidos con 5 personas dentro. El consumo de oxigeno indicaba que los 5 debían seguir vivos. De hecho, el consumo de oxigeno era el necesario para 5 personas que hacían ejercicio extenuante. En la mañana del catorceavo día, los investigadores hicieron algo que no debían hacer para llamar la atención de los prisioneros: Utilizaron el Intercom dentro del cuarto, esperando provocar respuestas de los prisioneros, pues temían que estuviesen muertos, o en estado vegetal.
Anunciaron: “Abriremos el cuarto para probar los micrófonos. Aléjense de las puertas y acuéstense con las manos atrás en el piso o se les disparara. Se le otorgara la libertad a uno de ustedes si obedecen”.
Para su sorpresa, escucharon solo una frase, con voz calmada: “No queremos ser liberados”.
Hubo gran debate entre los investigadores y fuerzas militares que financiaban el proyecto; sin poder provocar mas respuestas utilizando el Intercom, finalmente se decidió abrir el cuarto a la media noche del día numero 15.

Se limpio el gas del cuarto, y se lleno de aire fresco. Inmediatamente, voces de los micrófonos, empezaron a objetar. Tres voces diferentes rogaban por la vida de sus seres queridos, que encendieran el gas nuevamente. Se abrió el cuarto para sacar a los prisioneros. Gritaron mas fuerte que nunca, al igual que los soldados, cuando vieron lo que había dentro: Cuatro de los sujetos seguían “vivos”.

Las raciones de los pasados 5 días no habían sido tocadas. Habían pedazos de carne de las costillas y pantorrillas del sujeto muerto colocados dentro del drenaje del centro del cuarto bloqueándolo, permitiendo que 4 pulgadas de agua se acumulara en el piso. Los cuatro “sobrevivientes” también tenían pedazos de piel y carne arrancada de sus cuerpos. La destrucción de tejidos y la exposición de huesos en la punta de sus dedos indicaba que las heridas fueron infligidas por las manos, y no con los dientes, como era de suponerse. Al examinarlos, se descubrió que la mayoría de las heridas fueron auto infligidas en su mayoría.
Los la piel y los órganos detrás de las costillas fueron removidos; mientras que el corazón, los pulmones y el diafragma seguían en su lugar. El tracto digestivo de los cuatro sujetos podía verse trabajar, digiriendo comida. Rápidamente se hizo aparente estaban digiriendo su propia carne, y que ellos la arrancaron y se la comieron en el transcurso de los días.

La mayoría de los soldados eran fuerzas especiales Rusas en las instalaciones, pero aun así, muchos se negaron a regresar al cuarto para sacar a los prisioneros. Éstos sin embargo, insistían a gritos que los dejaran dentro y de manera alterna rogaron y demandaron que se encendiera el gas nuevamente, para evitar quedarse dormidos.

Para sorpresa de todos, los sujetos pusieron una resistencia feroz durante la extracción. Un soldado Ruso falleció cuando un sujeto le mordió el cuello, otro fue gravemente herido cuando otro de los prisioneros le mordió la arteria femoral y los testículos. Otros 5 soldados perdieron la vida, si se cuentan a aquellos que se quitaron la vida en las semanas consecuentes al incidente.

Durante la lucha, uno de los prisioneros daño su bazo, sangrando de manera casi inmediata. Se intentó sedar al sujeto, pero fue imposible. Se le inyectó más de 10 veces de la dosis humana de Morfina, y aun así lucho como un animal rodeado, rompiendo las costillas y un brazo de un doctor. Se veía latir su corazón al máximo por dos minutos completos, mientras se desangraba, y continuó gritando por mas de 3 minutos, atacando a quien se le acercara, repitiendo la palabra “más” una y otra vez, cada vez mas débil, hasta que cayó en silencio.
Los otros 3 sobrevivientes, fueron inmovilizados fuertemente y llevados hacia instalaciones médicas. Dos de ellos, con cuerdas vocales intactas, demandaban continuamente más gas para permanecer despiertos.



El más herido de los tres, fue llevado al único cuarto de cirugía que había en las instalaciones. En el proceso de su preparación para colocar nuevamente sus órganos en su lugar, se notó que el sujeto era totalmente inmune a los sedantes. Peleó furiosamente cuando el gas anestésico se le estaba colocando. Se necesitó un poco más de anestesia de la normal para sedarlo, pero al momento que sus ojos se cerraron, su corazón se detuvo. En la autopsia, se encontró que en su sangre había 3 veces la cantidad normal de oxígeno. También se rompió 9 huesos en la lucha para no ser controlado.

El segundo sobreviviente, era el que primero gritó del grupo. Con sus cuerdas vocales destruidas, el no pudo objetar la cirugía, y solo reaccionaba agitando violentamente la cabeza en desacuerdo cuando se le administraba el gas anestésico. Afirmó violentamente con la cabeza cuando alguien sugirió hacer la cirugía sin anestesia, y no reaccionó durante la misma, que duro 6 horas en la cual se intentó reemplazar sus órganos abdominales y cubrirlo con lo que quedaba de su piel. El cirujano afirmó que era médicamente imposible que el sujeto siguiera con vida. Una enfermera aterrada que ayudó en la cirugía, comento que la boca del paciente formaba una sonrisa cada vez que sus ojos se encontraban.

Cuando la cirugía termino, el sujeto miró al cirujano y empezó a hacer sonidos fuertemente, como tratando de hablar. Asumiendo que esto era de gran importancia, el cirujano le entrego un papel y una pluma, para que el paciente pudiera comunicarse. “Sigue cortando” escribió…

Se le hizo la misma cirugía sin anestesia a los otros dos sujetos. Se les tuvo que inyectar un paralítico, pues ellos reían constantemente, y le era imposible realizar la operación al cirujano. Una vez paralizados, solo podían interactuar con sus ojos. En el momento en que pudieron hablar nuevamente, exigieron una vez más el gas estimulante. Los investigadores trataron de averiguar porque se lastimaron de esa forma a si mismos, y por qué querían el gas nuevamente.

La única respuesta fue: “Debo permanecer despierto”.

Se reforzó a los 3 sujetos y los devolvieron al cuarto, para espera de su destino. Los investigadores, enfrentando la furia de sus “benefactores” militares por haber fallado las metas del proyecto, consideraron dar eutanasia a los prisioneros. El comandate, un ex-KGB vio potencial en el proyecto, y en su lugar decidió ver que pasaría si ponían el gas nuevamente. Los científicos se negaron rotundamente, pero al final, tuvieron que aceptar.
En preparación para ser sellados nuevamente en el cuarto, los prisioneros, fueron conectados a un monitor EEG. Para sorpresa de todos, los tres dejaron de pelear en el momento que se dieron cuenta que los regresarían al gas. En este momento, era obvio que los tres estaban haciendo un gran esfuerzo por mantenerse despiertos. Uno de los prisioneros estaba murmurando una canción; el sujeto mudo, peleaba con sus ataduras de piel, como si tratara de enfocarse en algo. El último sujeto mantenía su cabeza en la almohada, y parpadeaba rápidamente. Siendo este el primero al que se le puso el EEG, la mayoría de los investigadores monitoreaban sus ondas cerebrales con sorpresa. Eran normales la mayor parte del tiempo, aunque algunas veces aparecía una línea recta de manera inexplicable. Parecía que repetidamente sufrían de muerte cerebral. Mientras analizaban los datos, una enfermera notó que los ojos del sujeto se cerraron. Sus ondas cerebrales cambiaron inmediatamente por las de sueño profundo, luego se pusieron rectas, y de manera simultanea, su corazón se detuvo.

El único sujeto que quedaba que podía hablar comenzó a gritar para que lo encerraran en ese momento. Sus ondas cerebrales mostraba las líneas rectas del sujeto que acababa de morir por quedarse dormido. El comandante dió la orden de sellar el cuarto con los dos prisioneros dentro, junto con 3 de los científicos. Uno de los 3, inmediatamente tomó un arma y abrió fuego contra el comandante, matándolo de un tiro entre los ojos. Después apuntó al prisionero mudo,y le voló el cerebro.

Apunto al prisionero que quedaba vivo, mientras que los demás investigadores escaparon del cuarto. “No me encerraran con estas cosas! No contigo!”, le gritaba al prisionero que estaba atado al camastro. “QUE ERES?!” Demandó. “Necesito saber”!”

El prisionero sonrió
Tan fácilmente te has olvidado de mi?”, el prisionero preguntó. “Somos ustedes”. “Somos la locura que esta encerrada en todos ustedes, rogando por libertad en cada momento de tu vida, desde lo mas profundo de tu mente animal. Somos aquello de lo que te escondes en tu cama todas las noches. Somos lo que duermes y silencias y paralizas cuando te vas a tu cielo nocturno, donde no te podemos alcanzar”.

El investigador hizo una pausa. Apunto al corazón del prisionero y disparo.

El EEG mostró una línea recta mientras el sujeto débilmente murmuró “Casi… tan… libre…” “




viernes, enero 18, 2013

Activismo politico mediante participacion social

Este es un analisis que pretende ser totalmente objetivo. Imposible dejar de lado mi opinion personal, puesto a que este es un espacio de justamente eso.

Cuando me entere que dentro de los candidatos a la Asamblea Nacional estaba un farandulero, dos futbolistas y ciertos personajes nefastos de la television nacional , pues me molesto bastante. ¿Por que? ¿Por que molestarme algo que es deporte nacional en mi pais? (El que se candidaticen cantantes, animadores, futbolistas, modelos, payasos)

Porque llega un momento en que ya todo ser humano dice "Hasta aqui" Porque estoy tan decepcionado de la forma de hacer politica en mi pais, que no me puedo quedar sentado cruzado de brazos, mientras destrozan, roban y denigran el pais donde viven mis hijas, viviran mis nietos y demas personas queridas. No puedo dejarles esto de herencia. No sin luchar por cambiar.

Quienes me conocen sabran que soy alguien muy apasionado, que lucha contra las injusticias y siempre he defendido mis ideales, aunque ello me haya costado muy caro. La dignidad y valores de una persona no se pueden negociar: No deben de tener precio.

El activismo politico, entonces se vuelve una obligacion. Antes he confiado en otros mediante mi voto para que cambien las cosas, pues no han podido, entonces me toca ahora si, hacerlo yo mismo. Asi como Confie en Correa en el 2006 porque en verdad crei que representaba un cambio a los partidos tradicionales, y no me equivoque: Esta nueva forma de corrupcion, de mañoseria, de dictadura ahora viene disfrazada de democracia y demagogia. Es exactamente lo mismo que antes, solo que ahora el trono cambio de dueño, las formas de robo de la politica tradicional : Las mejoraron. Las optimizaron. Encontraron en "la prensa corrupta" su mejor chivo expiatorio para delegar culpas y viven recordando el pasado sin preocuparse del presente, y peor, del futuro.

Ahora toca salir al ruedo y hacer una participacion social activa. Nunca callar, si algo esta mal, es nuestra obligacion decirlo y denunciarlo, puesto a que estamos siendo complices. Nunca a la mediocridad, y a vencer el miedo, dia a dia.


jueves, diciembre 27, 2012

Chavez les mete el "Maduro" a los Venezolanos.

Hugo Chavez sigue sufriendo las secuelas de una terrible enfermedad. Fuera de la paranoia de culpar a alguna misteriosa conspiracion de los "imperiales" lo que sucede con el Presidente de Venezuela lo puede dejar al margen de tomar el poder en su pais en los proximos dias. Sabiendo que un quebranto en su salud puede ser inevitable, Chavez trata de anticiparse y ya pide al "Pueblo Bolivariano" que escojan a su Maduro como futuro mandatario.

Notoriamente, las intenciones de Chavez son perpetuar sus ideas comunistas-totalitaristas dejando a un titere que continuara con la linea totalitarista la que ha venido llevando hace mas de una decada, y propiciando que sigan surgiendo engendros (si bien no iguales, las mutaciones son parecidas) como los Gobiernos de Ecuador y Bolivia.

Ahora, que hace pocos meses atras la mayoria de los Venezolanos decidieron seguir chupando la teta de Chavez y no eligieron a alguien que los iba a poner a trabajar como Capriles, veremos que tanta redencion tendran hacia el Maduro que les dejo entucado su Revolucion Bolivariana.

miércoles, noviembre 14, 2012

Entrevista para ser asambleista en Ecuador

Puedes permanecer sentado por varias horas?
Tienes problemas en levantar el brazo cada vez que te lo soliciten?
Por lo menos sabes leer y escribir?
Eres futbolista, payaso, trabajado en televisión?

Si cumples estos requisitos, estas adentro!!

martes, noviembre 13, 2012

Trasplante de cerebro



Para llegar a ser inmortales y no volver a pensar nunca más en lo que supone disponer de un tiempo finito en este mundo, los más osados pretenden disponer de colecciones completas de cuerpos clonados de sí mismos, a los que se trasplantaría su cerebro cuando el cuerpo “en uso” fuera cayendo en la decrepitud. Otros ni siquiera desean un cuerpo como el suyo, pretenden trasplantar su cerebro al de otra persona. La mente, la memoria, las sensaciones y los sentimientos, incluso el alma, son considerados por estas personas un mero programa informático colocado en el interior de un maravilloso ordenador, el cerebro humano. Razonan así que, para alcanzar la inmortalidad, nada mejor que trasplantar ese cerebro en diversos cuerpos de forma sucesiva.

Esto suena horrible para muchas personas, que no dudan en traer al presente los recuerdos de novelas como Frankenstein o las numerosas películas que han tratado el tema, desde las que especulan con lo que sucedería al trasplantar cerebros normales a cuerpos de homicidas hasta las que idean cuerpos con múltiples cabezas. Trasplantar un cerebro, mejor sería decir una cabeza completa, significaría tomar posesión de un cuerpo nuevo, poder manejarlo al antojo desde el viejo cerebro y desecharlo cuando comenzara a funcionar mal, momento en el que ya habría preparado otro de repuesto. Aunque algunas personas sigan pensando que los sentimientos residen en el corazón, la ciencia demostró hace mucho que el cerebro es la residencia de todas las capacidades cognitivas, de la conciencia y del ser. Claro que la cosa no es tan fácil como cambiarle las pilas a una linterna. El cerebro humano gobierna el resto del cuerpo a través de una red intrincada de millones de conexiones neuronales que habitan en la médula espinal. ¿Quién es el genio que será capaz de separar esas conexiones del cuerpo original para reconectarlas en otro nuevo? Es por esto que las lesiones medulares son todavía uno de los mayores retos de la medicina, nadie sabe cómo reparar esos daños de forma adecuada. Encontrar la solución serviría para desterrar la mayoría de los procesos de invalidez, como las tetraplegias.

¿Qué le ocurre a un prestigioso neurocirujano cuando intenta llevar a cabo uno de sus mayores sueños? Termina estigmatizado, comparado con el doctor Frankenstein. Esto es así porque alguien ya intentó realizar trasplantes de cabeza, no con humanos claro está, sino con monos rhesus, allá en la década de los sesenta del pasado siglo. A la gente y a sus colegas no les gustó la cosa, una idea tan sencilla como es la de intercambiar la cabeza de dos monos. El protagonista del experimento era el Doctor Robert J. White. En el MetroHealth Medical Center de la norteamericana ciudad de Cleveland, White realizó a cabo el primer trasplante de cabeza conocido.

Esto sucedió en marzo de 1970, tras muchos años de experimentación, cuando el osado científico procedió a separar en el quirófano la cabeza de un desdichado mono de su cuerpo. Unió luego la cabeza al cuerpo de otro mono inconsciente a través del hombro y el equipo quirúrgico esperó a que despertara. Al hacerlo, el simio se mantuvo consciente, era evidente que todas sus funciones craneales se mantenían intactas, podía ver, mover los ojos, la boca, seguramente todos sus sentidos funcionaban a la perfección, pero no poseía control del cuerpo al que estaba pegado, pues no fue posible ni siquiera conectar uno de los nervios a la médula espinal. El equipo de White estalló en aplausos aunque seguramente el mono no estaba tan contento. No se trató de un experimento realizado a escondidas, pese a la mala sensación que dejó en gran parte del público, los resultados se publicaron en las más prestigiosas revistas científicas. Aunque el Doctor White llegó a ser profesor de neurocirugía en centros de investigación de reconocido prestigio, la prensa marcó el resto de su carrera para siempre refiriéndose a él como el verdadero Frankenstein.


La afición de White por cercenar cerebros venía de muy lejos. Cuando realizó su doctorado en Harvard, dedicó su tesis a la polémica hemisferectomía, la eliminación por medios quirúrgicos de uno de los hemisferios cerebrales en pacientes vivos. Eso sí, todos sus sujetos de experimentación fueron animales, no hubo ningún humano que se prestara a tal cosa. El objetivo de aquellas experiencias era lograr un sistema quirúrgico capaz de terminar con ciertos tipos de tumores cerebrales y otras patologías como algunas epilepsias pertinaces. Las críticas y las malas caras de muchos no amilanaron al neurocirujano que, hace pocos años, retomó su idea inicial, esto es, dejar de utilizar monos y comenzar a experimentar con seres humanos. Para lograr este objetivo, White y su equipo perfeccionaron un sistema de circulación sanguínea artificial capaz de conectarse a las arterias y venas del cuello, para mantener así una cabeza viva, separada de su cuerpo original, en espera de ser unida a otro nuevo. Sin esta máquina sería imposible realizar un trasplante de cabeza, el cerebro no sobrevive a varios minutos sin oxígeno, deteriorándose irreversiblemente en muy poco tiempo. La tecnología existe, según White, sólo falta perfeccionar el sistema de conexión de nervios a la médula espinal, cosa harto compleja y alguien que se preste voluntario, algo que también será muy difícil, al menos de momento no se conoce ninguna persona que haya llamado a este equipo de pioneros médicos para ofrecer su cabeza. Por otra parte están los reparos morales, ya expuestos por muchos grupos de bioética contra este tipo de operaciones. Pero, mientras tanto, White espera que el rechazo general al trasplante de cabeza disminuya poco a poco, al irse aceptando el resto de trasplantes, incluidos los anteriormente polémicos de mano o brazo, que se realizan ahora con menor grado de inquietud y mayor éxito médico.

En la propia profesión médica es muy criticado por sus ideas, sin embargo, él se defiende aludiendo, no a los que desean la inmortalidad, sino a los miles de personas que no sienten nada ni tienen ningún control de cuello para abajo, cuyo cuerpo se deteriora rápidamente sin poder evitarse. Ese es su objetivo, a lo que responden los críticos que será más sencillo reparar la médula dañada de esos pacientes que la hipotética salvación de cambiarse de cuerpo. Curiosamente, como católico convencido, White no encuentra rechazo entre los representantes de la Iglesia, incluso algunos de ellos le apoyan. Los más rebuscados le critican pensando en el manido día de la resurrección. ¿Volverá la cabeza a su cuerpo original o se quedará con el recién adquirido? White sonríe ante cuestiones tan infantiles, como cuando se le pregunta si es posible incorporar un cuerpo femenino a una cabeza masculina o de diferente raza, o una cabeza de anciano a un cuerpo joven. Infinitas son las combinaciones, pero de momento, por mucho que pague el más rico del mundo o por mucho que se empeñe White, la operación es irrealizable, a menos que se desee una cabeza pensante unida a un cuerpo sin control. Reparar las conexiones nerviosas será el quid de la cuestión, si alguna vez se logra, el trasplante de cabeza podría ser una realidad, a pesar de lo que opine la bioética. Por desgracia, cuando se descubre que algo es posible, termina por ponerse en práctica, sea para bien o para mal.

miércoles, agosto 01, 2012

Cambios y mas cambios

Lo unico que es infinito en esta vida es la maldad humana.

Despues de haber pasado por tantos trabajos en mi vida, solo puedo llegar a una conclusion:

La gente da asco.

La mayor parte de las personas pierden toda su escencia e integridad cuando se vuelven compañeros de trabajo. Ya que proteger este te hace olvidar cualquier indicio de lo asi llamado "compañerismo" "etica" "honestidad".

Lo triste es que es hasta cierto punto justificable.

El querer proteger tu unico medio de ingreso y priorizarlo sobre un monton de desconocidos "intercambiables" acaso es de locos? En absoluto. Al parecer los seres humanos cuando nos ponen en situaciones extremas, sacamos a relucir quienes somos en realidad. Y esa realidad es repugnante.

Por mi parte me harte de estar bajo el yugo de un idiota que cree tener derechos sobre mi porque me paga una miseria a fin de mes. Quien cree que es mi dueño y puede disponer de mi tiempo y esclavizarme por unos centavos. La vida no es asi. Debe ser algo mas.

He decidido trabajar por mi cuenta de aqui en adelante, he de aqui el principal cambio. El no depender de otros sino empezar a emprender con mi propia empresa. Que me las vere de todos los colores al inicio, pues indudablemente, pero es parte de este dificil proceso. Siempre duele crecer.

Por cierto a los pocos decentes que leen esta pagina, (demuestran tener sinapsis mas continuas que la mayoria) pueden tambien seguirme en twitter  @geovannypolo aunque sera mas decepcionante porque a duras penas escribo en esa tonteria.

Hasta pronto